Mundo Expomotor

Últimas Noticias de la Industria

¿Qué motor resulta más ahorrador?

¿Qué motor resulta más ahorrador?

¿Qué motor resulta más ahorrador?
Si tiene en mente comprar un carro nuevo y tiene la opción de elegir la versión a gasolina o a petróleo, analice bien antes de tomar una decisión apresurada,
pues podrá llevarse más de una sorpresa.

Es cierto que los motores petroleros han evolucionado considerablemente. Ya no son tan ruidosos y en prestaciones cada vez están más cerca
de igualar a las versiones a gasolina. También es conocido que el precio del petróleo es notoriamente más barato que la gasolina y además consumen menos. Por ello, es común que al momento de decidir la compra haga un simple cálculo y deduzca que con un carro petrolero va a ahorrar significativamente en el consumo de combustible, aunque sepa que pagará unos miles de dólares más por la versión diésel del modelo que
piensa comprar.
¿Y el mantenimiento?
Pocas personas toman en cuenta este factor al momento de comprar un carro. Nosotros sugerimos que haga una comparación del costo del mantenimiento periódico de ambas versiones, además de indagar con un mecánico qué piezas deberá cambiar con mayor frecuencia en un motor diésel que en uno a gasolina.

Un medio especializado internacional comparó el costo del mantenimiento de varios modelos en sus 2 versione de combustible y llegó a la conclusión que el desembolso en los motores gasolineros es menor, debido principalmente a que en los motores diésel
es indispensable cambiar con mayor frecuencia algunas piezas, como filtro de combustible y los componentes del sistema de freno, que por tener más peso un motor
petrolero se requiere cambiar pastillas y discos de freno antes que en un carro a gasolina.

Por otro lado, en los motores diésel hay piezas que tienen más resistencia, como la correa de distribución, que en un carro a gasolina suele cambiarse entre los 120,000 a 150,000 kilómetros, mientras que en un petrolero se cambia aproximadamente a los 200,000 kilómetros. Igual sucede con las partes de la transmisión, por ejemplo, el embrague en un motor diésel muestra menor desgaste que en un gasolinero.

Conclusión
Finalmente se puede afirmar que, si piensa utilizar su carro nuevo para uso particular, un motor petrolero no necesariamente le va a resultar más ahorrador que uno a
gasolina, ya que el gasto en mantenimiento y piezas de recambio es mayor. Pero, si va a utilizar el carro para recorrer largas distancias con regular frecuencias, podrá obtener un ahorro en consumo de combustible tan alto que después de sumar los gastos de mantenimiento, igual lograría un saldo a su favor.

Es decir, debe considerar qué uso le dará al carro y que otros gastos, además del combustible, tendrá que realizar.

Marcas destacadas

Back to top